Volver al menu principal

Pondremos los ingredientes de la masa y mezclaremos, haremos una bola y cubriremos con un trapo humedo.

Dejaremos fermentar hasta que doble su tamaño la pasta.

Estiraremos la pasta sobre un molde o la bandeja del horno.

Colocaremos la crema de queso, sin llegar al borde y los boletus laminados.

Cubriremos con el queso Emmental rallado y meteremos en el horno a 220º en la parte baja del horno. Una vez cocida la sacaremos del horno.
Cubriremos con abundante queso mozzarella, nada más salir del horno, el solo se fundirá. Sacaremos del molde y pondremos sobre una blonda de papel y listo